sábado, 5 de marzo de 2016

MARTE CON NUEVA MIRADA

Hoy no hay opinión, me aparto de la tradicional linea de esta página para compartir un estudio de Marte que a mi entender hace un aporte revolucionario sobre las características del planeta.




El planeta Marte se inclinó entre 20 y 25 grados hace unos 3 000 ó 3 500 millones de años. Y la causa fue su extensa estructura volcánica, la mayor del Sistema Solar. Debido a su extraordinaria masa, el domo volcánico de lava de Tharsis produjo una rotación de la corteza y el manto de Marte con respecto a su núcleo. Esta gran inclinación tuvo consecuencias en la dinámica interna, el campo magnético, la actividad volcánica, la tectónica y la evolución climática del planeta. Este estudio muestra una nueva cara para Marte durante sus primeros 1000 millones de años de historia, una época en la que podría haber aparecido vida.

Por fin comprendemos por qué se formaron los ríos donde hoy observamos sus lechos secos, por qué el hielo de agua subterráneo que hoy consideramos anómalo se formó lejos de los polos de Marte y por qué la protuberancia de Tharsis está actualmente centrada en el ecuador.

La gran inclinación tuvo otras consecuencias: al contrario de lo que se piensa generalmente, los ríos y la actividad volcánica coexistieron durante un largo periodo hasta hace 3500 millones de años con una atmósfera que era fría pero más densa que la actual.

Según los investigadores, dirigidos por Sylvain Bouley (GEOPS/Université Paris Sud/CNRS) no fue el eje de rotación de Marte el que se desplazó sino las capas exteriores (manto y corteza) las que giraron respecto del núcleo interno. Es como si París se desplazara hasta el Polo Norte, o como si girásemos la pulpa de un albaricoque alrededor de su hueso. ¿Qué produjo la inclinación? El crecimiento del enorme domo de lava del volcán Tharsis durante el periodo Noeico (hace más de 3 700 millones de años). En aquélla época la actividad volcánica se localizaba a unos 20º latitud norte. La actividad continuó en Tharsis durante todo el periodo Hespérico (hace entre 3 700 y 3 200 millones de años) formando una meseta de más de 5 000 km de diámetro y 12 km de grosor en promedio. La masa de esta enorme meseta volcánica, de un millón de billones de toneladas o 1/70 veces la masa de la Luna, fue tal que hizo que la corteza y el manto de Marte giraran. El domo de Tharsis se desplazó al ecuador, alcanzando una nueva posición de equilibrio.

http://observatori.uv.es/index.php?option=com_content&view=category&id=52&Itemid=74&layout=blog

No hay comentarios: