lunes, 4 de enero de 2016

ESPECTÁCULO ETERNO PARA UNA CARA INEXISTENTE PARA LA OTRA



En la Luna, la Tierra no sale ni se pone. Si estuvieras en la superficie de la Luna, veríais la Tierra colgada en el cielo. Esto es porque la Luna siempre mantiene el mismo lado encarado a la Tierra. Curiosamente, la imagen muestra la Tierra poniéndose sobre un borde lunar. Esto es porque la fotografía se hizo desde una sonda en órbita alrededor de la Luna, la Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO). De hecho, la LRO orbita la Luna tan rápido que la Tierra parece que se ponga cada dos horas. La fotografía captó una de esas puestas hace tres meses. Por el contrario, desde la superficie de la Tierra la Luna se pone aproximadamente una vez al día, con la rotación de la Tierra como causa principal. La LRO fue lanzada en 2009. Mientras se dedica a elaborar un mapa tridimensional detallado de la superficie lunar, también busca agua y posibles buenos lugares para el aterrizaje de futuros astronautas. Texto Apod

Si bien para los selenitas la tierra no se pone, va cambiando su cara con una rotación cada 24 horas, con visión mas cercana a los polos según varía la órbita, y  conforme a la modificación de la atmósfera, pero tal luce siempre celeste, como grandioso espectáculo tal vez enriquecida en oportunidad de las auroras.



De existir vida en la Luna son seres invisibles, y para los habitantes de la otra cara, la oculta desde la tierra, tal señale con anterioridad, no conocerían la existencia de la Tierra.

El que se le esconde es el Sol, con noches de siete días, se le aparece en forma parcial por siete días, a pleno siete y siete a pérdida hasta la noche.

En los eclipses de Luna le desaparece la tierra por alguna horas, y conforme la posición de la Tierra en la eclíptica se vería ligeramente incompleta. No tan exagerada  como la imagen que se tomo desde el módulo lunar en giro.



Si lo dicho merece alguna corrección pido se me lo haga conocer vía twitter.

No hay comentarios: