viernes, 27 de marzo de 2015

UNA GALAXIA RESPLANDECIENTE




El magnífico universo-isla NGC 2403 se encuentra dentro de los límites de Jirafa , la constelación del cuello largo. A unos 10 millones de años luz de distancia y con un diámetro de unos 50.000 años luz, esta galaxia espiral parece contener más regiones HII de formación estelar de lo habitual, indicadas por el resplandor rojizo del gas de hidrógeno atómico. Las gigantescas regiones HII son energizadas por cúmulos de estrellas calientes y masivas que explotan como brillantes supernovas al final de sus vidas cortas y furiosas. NGC 2403, miembro del grupo de galaxias M81, se parece mucho a la galaxia del Triángulo M33, otra galaxia con numerosas regiones de formación estelar que se encuentra dentro de nuestro grupo local de galaxias. Las brillantes estrellas de aspecto puntiagudo de esta imagen de NGC 2.403 se encuentran en primer plano dentro de nuestra Vía Láctea.Texto Apod

Las estrellas muy grandes explotan en las últimas etapas de su rápida evolución, como resultado de un colapso gravitacional. Cuando la presión creada por los procesos nucleares, ya no puede soportar el peso de las capas exteriores y la estrella explota. Se le denomina supernova de Tipo II.

Una supernova de Tipo I se origina de modo similar a una nova. Es un miembro de un sistema binario que recibe el flujo de combustible al capturar material de su compañero.

Estimo que esta galaxia ha tenido algún evento de interacción que la ha desordenado y al mismo tiempo dio lugar a la activación en el desarrollo de estrellas con las características que se señalan las que a su vez ionizan el hidrógeno existente.

El hidrógeno ionizado es patrimonio exclusivo de las galaxias espiral o de las irregulares que lo fueron, las galaxias elípticas carecen del mismo.

Estrellas gigantes que explotan que son causa y efecto del mismo fenómeno, se forman porque el medio se lo permite y al mismo tiempo generan el medio para que se repita.

Mas larga y serena es la vida de las estrellas que terminan sus largas vidas como gigantes rojas, destino reservado al Sol tal se sostiene y que me encargo de contradecir por cuanto sus proporciones se lo impiden.

Estimo tiene destino de planeta por supuesto esta es una aseveración que me pertenece en solitario por cuanto nadie acepta que el origen de los planetas sean las estrellas.

Sabemos que la certeza es ajena a la especie humana, apenas se alcanza una aproximación aún ante el hecho que luce mas evidente, por tanto mi posición no espero alcance consenso por ahora,  para saberlo será necesario esperar y no alcanzara estar sentado en el umbral de la puerta de su casa, ni siquiera como fantasma o espectro, sino mucho mas tiempo.


No hay comentarios: