martes, 19 de julio de 2011

VESTA A LA VISTA


¿A qué se parece la superficie del asteroide Vesta? El asteroide más brillante del sistema solar y el objeto que tiene un 10 por ciento de toda la masa del cinturón principal de asteroides que nunca se había visto de cerca. Durante las últimas semanas, sin embargo, Dawn, la nave espacial robótica se convirtió en la primera en acercarse a Vesta. Hace unos días, justo después de alcanzar la órbita, Dawn tomó la imagen de arriba. Las primeras imágenes muestran que Vesta un mundo viejo y maltratadas, cubierta de cráteres, protuberancias, hendiduras, y acantilados. El estudio de Vesta puede dar pistas a los años de formación de nuestro sistema solar, como el mundo inusual puede ser uno de los más grandes el resto de proto-planetas. Después de un año de estudiar Vesta, Dawn está programada para dejar la órbita y, en 2015, sólo el enfoque del objeto del cinturón de asteroides que es más grande: Ceres.Texto Apod

Esperé con ansiedad ver la cara de este asteroides con vocación de planeta enano. Hasta lo visto es mas de lo mismo, tenía la peregrina esperanza de poder observar vírgenes Vestales custodiando el fuego sagrado, pero nada. Aportará evidencias del mundo exterior, antiguo, anterior, quizás el amanecer como indica su nombre.

De todas formas emociona haber llegado a la  cercanía, esperamos mas, por cuanto como todos los cuerpos presentará sus características personales y hasta sorprendentes, por tanto quedamos a la espera para ver de que se trata.

En principio los acantilados de hasta 18 Km de altura lucen como un desgarro con pérdida de material que es posible se encuentre orbitanto en la cercanía como una lasca cósmica.




Por lo pronto la temperaturas en la superficie se han estimado en torno a los –20 °C con el Sol en lo alto, cayendo hasta los –190 °C en el polo invernal, que es como un veranito. Las temperaturas típicas del día y la noche son –60 °C y –130 °C, respectivamente.

Aunque son pequeños, Ceres y Vesta interaccionan gravitatoriamente entre sí y con los otros planetas del Sistema Solar. Debido a estas interacciones, son continuamente tirados o empujados fuera de su órbita inicial. Los cálculos muestran que después de algún tiempo, estos efectos no se compensan. En consecuencia, los cuerpos abandonan sus órbitas iniciales y, lo que es más importante, sus órbitas son caóticas, es decir, no pueden predecirse sus posiciones. Los dos cuerpos también presenta una probabilidad significativa de chocar uno contra el otro, estimada en un 0.2% en mil millones de años. publicado el 18/7/2011 de Astronomy & Astrophysics

Próximamente a Ceres, me he preguntado antes de ahora, que Seres albergará Ceres.

No hay comentarios: