viernes, 6 de mayo de 2011

EN VIAJE A LAS ESTRELLAS



¿Cual es la sonda más lejana de la humanidad?
La Voyager 1, lanzada en 1977, sostiene esa distinción a ya 17.500 millones de kilómetros del Sol.
Eso corresponde a 16 horas luz o 117 Unidades Astronómicas (UA).
Este gráfico nos muestra la posición de la Voyager 1 relativa al Sistema Solar exterior (vistas desde arriba y de lado) junto con otras sondas también distantes.
La siguiente en la lista, la Pioneer 10, está a unos 15.400 millones de kilómetros del Sol, pero en dirección contraria a la Voyager1.
Voyager 2 y Pioneer 11, ambas también más allá de la órbita de Plutón, están a 14.200 y 12.400 millones de kilómetros del Sol respectivamente.
Todavía sin haber llegado a Plutón, la sonda New Horizons está actualmente a 3.000 millones de kilómetros del Sol y se encontrará con la órbita de Plutón para Julio del 2015.
Todas estas sondas han usado maniobras de gravedad asistida para incrementar sus velocidades a través del sistema solar exterior.
Voyager 1 es la que se está moviendo más rápido, escapando de nuestro sistema solar a unos 17 kilómetros por segundo.
Todavía operativas, las dos Voyager van hacia la zona exterior del sistema, en busca de la helipausa y el principio del espacio interestelar.Texto Apod.


Poco poblado, hasta aburrido,aunque emociona ver el despliegue de naves en direcciones radiales, mientras las mas lejanas galopaan sobre las olas de la heliofunda.

La heliofunda es un lugar muy extraño, repleto de una "espuma" magnética con la que ninguna otra nave espacial se ha encontrado antes, y donde hacen eco destellos de radio de baja frecuencia que sólo han sido escuchados en los confines exteriores del sistema solar, un lugar tan alejado de casa que el Sol es apenas un minúsculo punto de luz.

"La heliofunda no es, en muchos sentidos, como lo predecían nuestros modelos", dice Stone.

En junio de 2010, Voyager 1 envió una transmisión a la Tierra que contenía un número sorprendente: cero. Esa es la velocidad radial del viento solar en el lugar donde se encuentra la sonda ahora. Nadie piensa que eso significa que el viento solar se ha detenido; quizás solamente se mueve en otra dirección. ¿Pero hacia dónde? Voyager 1 está intentando descifrarlo a través de una serie de maniobras que imitan una veleta, en las cuales cambia de dirección intentando seguir el rumbo local de la brisa. Parece que a la vieja nave espacial aún le quedan algunas jugadas por hacer.

Nadie sabe todavía con certeza cuántos kilómetros más tendrán que recorrer las sondas Voyager hasta liberarse de la heliosfera y adentrarse en el espacio interestelar. Sin embargo, la mayoría de los investigadores creen que falta muy poco. "La heliofunda tiene un espesor de 5 a 6 mil millones de kilómetros (3 a 4 mil millones de millas)", según estima Stone. "Eso significa que saldremos de ella en aproximadamente cinco años".

Queda todavía mucha energía para el resto del viaje. Ambas naves Voyager reciben su energía del decaimiento de una fuente térmica de Plutonio 238. Esto permitirá que los subsistemas cruciales sigan funcionando hasta al menos el año 2020.

Después de eso, dice, "las sondas Voyager serán nuestros silenciosos embajadores a las estrellas".
http://ciencia.nasa.gov/ciencias-especiales/28apr_voyager/

No hay comentarios: