viernes, 23 de julio de 2010

FUTBOL ESPACIAL Y RUGBY TAMBIEN

Astrónomos que trabajan con el telescopio espacial Spitzer de NASA han descubierto moléculas de carbono, conocidas como buckyesferas, por primera vez en el espacio. Las buckyesferas son moléculas con la forma de un balón de fútbol que fueron observadas por incialmente en un laboratorio hace 25 años.


Reciben su nombre por su semejanza con las cúpulas geodésicas del arquitecto Buckminster Fuller, que muestran círculos entrelazados en la superficie de una esfera parcial.


Se pensaba que las buckyesferas flotan por el espacio, pero no habían sido detectadas hasta ahora, cuando además se detectó sus cuatro diferentes formas de vibración.


"Hemos encontrado lo que son hoy en día las moléculas más grandes que se sabe que existen en el espacio", afirma el astrónomo Jan Cami, de la universidad de Western Ontario y del Instituto SETI. "Estamos particularmente interesados porque poseen propiedades únicas que les permiten jugar papeles importantes en todo tipo de procesos físicos y químicos que tienen lugar en el espacio".

Las buckyesferas están compuestas por 60 átomos de carbono distribuídos en estructuras esfércias tridimensionales. Las formas alternantes de hexágonos y pentágonos coinciden con las típicas en blanco y negro de un balón de fútbol.


Los investigadores encontraron también la molécula conocida como C70, por primera vez en el espacio. Estas moléculas están constituídas por 70 átomos de carbono y su forma es más bien la oval de una pelota de rugby. Ambos tipos de moléculas pertenecen a una clase cuyo nombre oficial es el de buckminsterfulerenos, o simplemente fulerenos.

No hay comentarios: