viernes, 22 de mayo de 2009

ESTRELLAS AZULES POR SUS HALOS



Estamos en el centro de la galaxia, que nos presente ciertamente una acumulación de polvo bien oscuro, bien opaco, que merece alguna consideración, si bien provisoriamente poca explicación, porque lo que observamos es composición molecular, que ha ganado tal grado de estabilidad que resiste la desintegración que de todas maneras la alcanzara cuando sea atrapada por el resumidero central.

Las estrellas azules, que se ven con sus correspondientes halos, me invitan a redoblar la apuesta respecto a la causa de que se observen de este color, así consciente del atrevimiento e inspirado en la imagen posterior que se observa del sol con luz rigurosamente blanca que excita la atmósfera terrestre, me induce a considerar que el color azul no es propio de la estrella sino del halo que lo recubre.
El modelo a considerar es la estrella azul que asoma a través de la nebulosa de absorción oscura que domina el centro de la imagen, cuya luz logra atravesar con halo incluido. Si se observa bien se verá que la estrella es blanca y sólo azul el halo.

Algunas lineas mas abajo tenemos a las Pléyades, también con luz blanca inmersas en la nebulosa de reflexión, que también nos aproximan a la idea.


Abajo vemos el Hubble en azul, pero cuidado he jugado una pequeña humorada, por cuanto el color procede del interior de la nave reflejada en la ventanilla.

La imagen corresponde al día 9 de mayo 2009, por lo que el brazo robótico nos indica que la imagen fue tomado en oportunidad de su captura por la nave Atlantis.

Abajo tarea cumplida, partida de Hubble, lustroso, refulgente, para otros cinco años de trabajo, ahora hacia lo mas profundo, al fondo.

Detrás la tierra nos ofrece trazada en un arco azul intenso, tal como lucen las nebulosas de reflexión, la atmósfera, las densas nubes en blanco, el mar en celeste.

AAA

No hay comentarios: