domingo, 24 de septiembre de 2017

Y SEREIS COMO DIOSES



¿Qué es esa luz que se ve en el firmamento? Esta es quizá una de las preguntas más habituales de la humanidad; se puede dar una respuesta a partir de algunas rápidas observaciones. Por ejemplo: ¿se mueve o parpadea? Si es así y estás cerca de una ciudad, la respuesta suele ser un avión, ya que los aviones son numerosos y, en cambio, las estrellas y los satélites suficientemente brillantes para ser vistos sobre las luces artificiales de la ciudad son escasos. Si no es así y vives lejos de una ciudad, esta luz brillante es seguramente un planeta como Venus o Marte, el primero de los cuales está obligado a aparecer cerca del horizonte justo antes del amanecer o después del atardecer. A veces, el bajo movimiento aparente de un avión lejano cerca del horizonte dificulta la explicación de un planeta brillante, pero incluso esto se suele descartar por el movimiento de un avión después de unos minutos. ¿Todavía no estás seguro? El gráfico proporciona una evaluación a veces humorística pero sobre todo precisa. Texto Nasa.

Estimo involuntariamente están omitidas la luminarias de la calles que impiden ver las luces del cielo y que ya constituyen un flagelo en todos los centros urbanos del mundo.

Pero además se han omitido otras luces de tránsito permanente en mi región  de otros tipos de naves de origen desconocido, que no dejan lugar a dudas de los observadores previamente elegidos por ellos, como objetos conducidos por una excelsa inteligencia que recorren como si fueran de habitación permanente, que enciende y apagan las luces a voluntad y que sumados a movimientos ondulantes buscan diferenciarse de otras luces que pueblan el firmamento, aveces simples y otras apareadas.

Nada mas voy a agregar, porque esto es difícil de aceptar aún para los que tienen la oportunidad observarlos, no se si tengo derecho a la divulgación, pero allí están, cada uno debe sacar sus conclusiones conforme a su experiencia y conocimiento, tal vez los dioses tengan una entidad diferente a la que se pregona.

No hay comentarios: