domingo, 17 de septiembre de 2017

CON HUEVO EN EL NÚCLEO



Una de las galaxias más brillantes del firmamento de la Tierra se parece en tamaño a la Vía Láctea: la gran y bonita M81. Esta magnífica galaxia espiral se puede encontrar en la constelación septentrional de la Osa Mayor (Osa Mayor). La detallada vista muestra el núcleo resplandeciente y amarillo, los brazos espirales azules y las bandas de polvo, todo ello con una escala comparable a la de la Vía Láctea. Poniendo de manifiesto un pasado desordenado, una de las bandas se adentra directamente en el disco (a la izquierda del centro galáctico), a diferencia de los otros rasgos espirales de M81. Esta banda de polvo errante podría ser el resultado persistente de una refriega que hubo entre M81 y M82, su galaxia compañera más pequeña. La investigación de las estrellas variables de M81 ha dado lugar a una de las distancias más bien determinadas de una galaxia exterior: 11,8 millones de años luz. Texto Nasa.

Los brazos con encendidas jóvenes estrellas, pone de manifiesto que ha sido objeto de un eventos desencadenante además si se observa el núcleo es doble y mientras el brazo de la izquierda se encuentra elevado con respecto al núcleo, el de la derecha caído, claro todo esto si mi visión no falla.

Yo tengo dicho que las galaxias elíptica son tales desde el nacimiento, responden al principio que se observa en en los cúmulos globulares y no pierden su estructura en el encuentro con las galaxias espiral y hasta se encaraman en sus núcleos, como pudiera ser el de M81, donde el polvo se comporta como en las galaxias elípticas ubicándose en la periferia del huevo, mientras en en las espiral los brazos del polvo tienden a nacer desde el centro cuando estas no son barradas que lo cruzan.

Tal vez "M83" fuera otra galaxia elíptica compañera que hizo "centro"

No hay comentarios: