miércoles, 25 de septiembre de 2013

UN PLUMERO PARA EL COSMOS


Agregado el 26 de setiembre del 2013 con la imagen de Apod del día
Abajo M 31 y M 332 separados por 28 lunas llenas, aunque se ven muy separados, M31 y M33 están encerrados en un abrazo gravitacional mutua. Los radioastrónomos han encontrado indicios de un puente de gas de hidrógeno neutro que puede conectar los dos, a su vez son vistas a través del polvo que rodea a la estrella Beta de Mirach


En la primera imagen, en la galaxia de la Vía Láctea, tenemos asientos astronómicos de primera fila mientras M 81 y M 82 se enfrentan a tan sólo 12 millones de años luz de distancia.
Esta instantánea telescópica , realizada a partir de 25 horas de datos visuales , capta las dos galaxias entrelazadas en una lucha gravitatoria de los últimos mil millones de años.
El encuentro más reciente entre ambas dio lugar a los brazos espirales realzados de M 81 (a la izquierda) y en las violentas regiones de formación estelar de M 82 tan energéticas que la galaxia brilla en rayos X .
Después de varias pasadas, en unos miles de millones de años sólo permanecerá una sola galaxia.
Desde nuestra perspectiva, este momento es visto a través de un velo de estrellas y de nubes de polvo de la Vía Láctea. Las omnipresentes nubes de polvo, que reflejan débilmente la luz de las estrellas, son cirros galácticos relativamente inexplorados , o nebulosas de flujo integrado , que se encuentran a tan sólo unos cientos de años luz por encima del plano de la Vía Láctea.Texto Apod.

El presente post se encuentra en línea con los anteriores.
Los espacios oscuros entre las estrellas no es un vacío perfecto, sino que está lleno de moléculas de gas y polvo. El gas es principalmente hidrógeno y helio, los elementos más abundantes en el Universo. Además, hay diminutos granos de polvo liberadas por poderosos soles que terminaron sus vidas en explosiones titánicas, conocido como supernova, hace mucho tiempo en el pasado distante. Absorbe el polvo (bloques) y las dispersa (refleja) de luz óptica. También emite FIR (infrarrojo lejano) radiación a una longitud de onda entre 100 a 250 micras. Debido a esto, el polvo interestelar es a menudo considerado una molestia por los astrónomos. Por ejemplo, cuando la luz pasa a través del polvo interestelar, una parte se refleja y parte es absorbida. Esto atenúa la luz en el momento en que llega a la Tierra. Como el polvo interestelar refleja la luz azul mejor que el rojo, el color de la luz de las estrellas distantes también aparece enrojecida. Este efecto es similar a la dispersión de la luz en la atmósfera que hace que los cielos azules y puestas de sol carmesí. Por lo tanto, cuando los astrónomos miden la distancia a las estrellas y galaxias, deben ajustar el color y la cantidad de luz que sus instrumentos para capturar la cantidad de polvo a través de la que ha viajado.
http://www.cosmotography.com/images/galactic_cirrus.html

Cierta noche hace unos años, ya casi de madrugada pude observar las estrellas con dimensiones que superaban  unas cinco veces a las que se veían habitualmente, realmente fue un espectáculo sorprendente que me regalara el cielo, entendí entonces que se había abierto una ventana en lo que creía era una red y mas adelante comprendí se trataba del polvo galáctico.

A partir de entonces no he dejado de señalar que se debe contemplar la existencia de materia en el medio intro como inter galáctico, algo que ya se está desvelando en linea con mi observación, falta sin embargo todavía corregir el error de considerar la aceleración de la expansión  del  universo a distancia, desde la absurda posición de que  nos encontráramos en el centro del mismo, como cuando se consideraba a la tierra como centro del sistema solar.

Se pretende desconocer algo tan sencillo de que en caso de no estar en el centro, como ciertamente debiera ser, mientras a "diestra" se ve alejar las galaxias a "siniestra" se debieran acercar.

No hay comentarios: