viernes, 21 de junio de 2013

UN UNIVERSO CON ENFOQUE BIOLOGICO



Las vistas telescópicas de la magnífica galaxia espiral NGC 3628 muestran un disco galáctico hinchado y dividido por franjas de polvo oscuro. La fotografía pone en la mente de algunos astrónomos su apodo popular, la galaxia de la Hamburguesa.
Este atractivo universo isla tiene unos 100.000 años luz de diámetro y se encuentra a 35 millones de años luz de distancia en la primaveral constelación septentrional de Leo. NGC 3628 comparte vecindario en el Universo local con otras dos grandes espirales, M 65 y M 66 , en un grupo conocido como el Triplete de Leo.
Las interacciones gravitatorias con estas vecinas cósmicas son seguramente responsables del resplandor y de la deformación del disco de esta espiral.Texto Apod.

Se observa localizado un curioso centro activo sobre una porción acotada del perfil de la galaxia, que nos e manifiesta por sobre los planos, dinámica que no está a mi alcance comprender.

Además  estamos ante una galaxia con una prominencia significativa en el disco galáctico, que muestra un perfil mucho mas abultado de las que se puede apreciar en galaxias de esa dimensión, que vistas de perfil lucen afiladas como si  debieran respetar determinado grosor, que se mantiene constante a pesar  del aumento de la dimensión de la galaxia.




Es como si se rompiera la cobertura del epitelio galáctico. Camino a la integración o a la desintegración

Cada vez mas ingresan términos biológicos en la descripción del universo, tal señalo en esta oportunidad, y agrego, que es necesario repensar  la interacción de las galaxias como si fueran  moléculas y ya que hemos hablado de epitelio, hasta como si fueran células y por tanto bucear las leyes que las rigen como tales, para lo que se deberá abandonar el remanido criterio de la expansión, que induce a considerar un universo a la deriva.

Todo tiene un porque y un para que, dilucidarlo es nuestra responsabilidad.


Abajo Triplete de Leo, tres espirales para la observación.

No hay comentarios: