jueves, 11 de agosto de 2011

CIELO Y DESIERTO

Registrado la semana pasada, este retrato del amanecer de montañas nevadas y el cielo estrellado capta una situación muy rara. La vista no cuentan con un cielo prístino por encima de los 2.600 metros de altura, Cerro Paranal, pero cielos despejados sobre Paranal no son para nada inusuales. Esa es una de las razones de la montaña es el hogar del Very Large Telescope del Observatorio Europeo del Sur. Teniendo en cuenta el número de satélites en órbita, la raya del amanecer cerca de un satélite brillando en la parte superior izquierda no es raro tampoco. Y el camino largo y brillante de un meteoro con frecuencia se pueden observar en esta época del año también. El que está en el extremo derecho se asocia con la lluvia de meteoros Perseidas, cuyo máximo anual se espera que mañana (viernes, 12 de agosto). De hecho, el aspecto más raro de la imagen es la nieve. Cerro Paranal eleva por encima de Atacama en América del Sur del desierto, conocida como el lugar más seco del planeta Tierra. Texto Apod.

Paranal, a 2600 mts. de altura, desierto de Atacama, humedad promedio anual del 10 por ciento y precipitaciones promedio anual de 10 milímetros, nieves ocasionales como esta. Se han registrado períodos de hasta trescientos años sin lluvia.
Abajo, tal vemos en infrarrojo la tierra, en longitud de onda de 6.7 micrones o diez veces la longitud de onda de la luz a visible. Notable, parecería estamos viendo algo parecido a Júpiter.
La zona en amarillo, es la región con menor humedad ambiente,se corresponde a la región del Pacífico en la costa Peruana y por supuesto comprende el desierto de Atacama en el norte de chile.

Creo que es de interés las causas que generan las características climáticas de la zona, por lo que transcribo a continuación información que copio y pego de Wikipedia:
La principal causa de su origen es un fenómeno climático global que en esta latitud crea desiertos en las costas occidentales de todos los continentes del hemisferio Sur. Grandes sistemas estables de alta presión, conocidos como anticiclones del Pacífico, se mantienen junto a la costa, creando vientos alisios hacia el este que desplazan las tormentas.


Por otra parte, la corriente de Humboldt transporta agua fría desde la Antártida hacia el norte a lo largo de la costa chilena; agua que enfría las brisas marinas del oeste, reduce la evaporación y crea una inversión térmica —aire frío inmovilizado debajo de una capa de aire tibio—, impidiendo la formación de nubes grandes, productoras de lluvias.


Toda la humedad creada progresivamente por estas brisas marinas se condensa a lo largo de las escarpadas laderas de la cordillera de la Costa que dan hacia el Pacífico, creando ecosistemas costeros altamente endémicos compuestos por cactus, suculentas y otros ejemplares de flora xerofítica.


El último factor que contribuye a la formación del desierto es la cordillera de los Andes, que en el norte forma una planicie volcánica elevada y ancha conocida como altiplano. Pero así como en el sur la Cordillera contribuye a capturar la humedad proveniente del Pacífico, en el norte el Altiplano impide la entrada a Chile de las tormentas cargadas de humedad provenientes de la cuenca Amazónica, que se encuentra al noreste.

Abajo el recorrido del Rally Dakar 2011


No hay comentarios: