viernes, 13 de mayo de 2011

NENUFARES COSMICOS

La hermosa Nebulosa Trífida es una fotogénica localización llena de contrastes cósmicos.
Conocida también como M20, se encuentra a unos 5,000 años-luz de nosotros en dirección a la constelación rica en nebulosas de Sagitario. La Nebulosa Trífida tiene unos 40 años luz de diámetro.
La Nebulosa Trífida, una zona de formación de estrellas que se encuentra en el plano de nuestra galaxia, ilustra de manera ejemplar tres tipos básicos de nebulosas astronómicas: nebulosas de emisión (de color rojo, luz proveniente de los átomos de hidrógeno), nebulosas de reflexión (color azul, de la luz estelar reflejada en el polvo) y nebulosas de absorción (oscuras, donde se ven silueteadas las densas nubes de polvo).
La nebulosa de emisión, en rojo brillante, separada en tres partes por oscuras bandas de polvo, es la que le da a la Trífida su popular nombre.
En esta preciosa vista general, la zona roja de la nebulosa de emisión está rodeada por la bruma azulada de las nebulosas de reflejo.
Podemos contemplar columnas de años-luz de longitud y chorros esculpidos por estrellas recién nacidas, justo debajo del centro de la nebulosa de emisión.
Todo ello gracias a las imágenes en primer plano captadas por el Telescopio Espacial Hubble. Texto Apod.

Hay que tener en cuenta que estamos viendo la nebulosa de costado, por cuanto esta se encuentra en el plano de la galaxia por lo que la dinámica de la misma influirá decididamente sobre el comportamiento de los gases, polvo, agua y hielo, del conglomerado.

Sin bien cuando se habla de nebulosas de absorción se remite a minúsculas partículas, creo no deben faltar algunas de dimensiones mayores como planetas y satélites errantes que han perdido su enlace con las estrellas.

Siempre digo, que el agua es la responsable de las nebulosas de reflexión, por eso relaciono la nebulosa con un estanque con nenúfares.

No hay comentarios: