miércoles, 27 de abril de 2011

GALAXIA HIDROGENADA



Como satélite de nuestra Vía Láctea, la Gran Nube de Magallanes (GNM) ofrece una fascinante vista en los oscuros cielos meridionales en la constelación del Dorado . A unos 180.000 años luz de distancia, vemos a GNM con increíble detalle gracias al mosaico de 4 imagenes telescópicas, donde nos revela que el satélite de la Vía Láctea se parece a una galaxia espiral barrada. El mosaico tiene datos recogidos a través de un filtro estrecho que transmite sólo la luz roja de los átomos de hidrógeno. Un átomo de hidrógeno ionizado por la energética luz estelar emite la característica luz roja H-alpha cuando su único electrón es re-capturado y realiza la transición hacia los estados de menor energía. Como resultado, esta imagen de la GNM parece cubierta por nubes en forma de concha de gas hidrógeno envolviendo las estrellas jóvenes y masivas. Esculpido por los fuertes vientos estelares y la radiación ultravioleta, las brillantes nubes de hidrógeno reciben el nombre de regiones H II (hidrógeno ionizado). Compuesta en sí por muchas capas solapadas, la Nebulosa de la Tarántula es la gran región próxima a la parte superior central, en la que se forman estrellas. La Gran Nube de Magallanes tiene unos 15.000 años luz de diámetro.



Los expertos sostienen que el estudio de las Nubes de Magallanes ha mostrado la unidad, la comunidad de los distintos sistemas estelares. Todos los objetos: las estrellas de los distintos tipos espectrales, de las distintas luminosidades, variables y estacionarias, los distintos tipos de cúmulos estelares, la materia gaseosa y polvorienta, toda la diversidad que asombra al investigador de la galaxia, encuentra su lugar también en las Nubes de Magallanes. Esto quiere decir que las leyes que rigen la formación de estrellas y cúmulos estelares en nuestra galaxia y las Nubes Magallanes son iguales.

La investigación de su radioemisión con una longitud de onda de 21 cm muestra que el hidrógeno está concentrado en ella no sólo en nubes aisladas, sino que está extendido también por todo el volumen de la galaxia. Mientras que nuestra galaxia el hidrógeno constituye sólo 1 a 2% de la masa total en las nube de Magallanes su parte se evalúa en 6%.

Llego tarde con el post, por cuanto he estado ocupado en otros menesteres pero durante todo el día me he estado prteguntando lo siguiente: el origen del hidrógeno, acaso ha llegado tarde, o proviene de la descomposición de los átomos de la misma galaxia,o esta siendo emitido por algún pulsar.

No hay comentarios: