miércoles, 9 de febrero de 2011

ESTRELLAS DE RECICLADO


NGC 2174: Estrellas contra Montañas
Se trata de estrellas contra montañas de gas en NGC 2174, y las estrellas van ganando.
Más en concreto, la luz energética y los vientos desde las estrellas masivas de formación reciente están evaporando y dispersando las oscuras guarderías estelares en que se formaron.
Las estructuras de NGC 2174 son en realidad mucho menos densas que el aire, y sólo aparecen como montañas debido a cantidades relativamente pequeñas de polvo opaco interestelar.
NGC 2174 es una vista poco conocida en la constelación de Orión , que puede encontrarse con binoculares cerca de la cabeza del cazador celestial.
Está a unos 6.400 años luz de distancia, y la brillante nube cósmica entera cubre una zona más grande que la de la Luna llena, además de rodear diversos cúmulos abiertos de estrellas jóvenes.
La imagen superior, tomada desde el Telescopio Espacial Hubble, muestra una densa región interior que extiende apenas unos tres años luz adoptando una gama de colores que muestra las emisiones de otra forma rojas del hidrógeno en tonos verdosos y resalta la emisión del azufre en rojo y el oxígeno en azul.
En unos pocos millones de años, las estrellas probablemente ganarán de forma definitiva y toda la montaña de polvo será dispersada. Texto de Apod

Ayer nubes hoy nebulosas, ayer señalamos la presencia de campos eléctricos en la nubes hoy no debemos descartarlos al ver las luces tal relámpagos permanentes en las crestas.

Los copos escindidos en viaje deben esperar aún mas que un tiempo prudencial hasta comenzar a sintetizar elementos y brillar como estrella.

Que pasa con los campos magnéticos esa es otra incógnita, acaso la inversión de los mismos sean la causa que las protoestrellas salgan disparadas tal como se las puede observar en la imagen.

Antes seccionaron parte de la nebulosa, como se observa en las puntiagudos copetes como etapa previa a la partición y despedida.

Es cierto tal como se señala nada quedará de la nebulosa, antes como estrellas que por dispersión. Sin embargo existe una atmósfera circundante posiblemente de carbono que le otorga el color rojizo a las estrellas.

No hay comentarios: