jueves, 30 de septiembre de 2010

VISIÓN RELATIVA



Coreshine de una nube oscura
Las estrellas y sus planetas nacen en nubes interestelares de gas y polvo frías y oscuras.
Mientras exploraban las nubes en longitudes de onda infrarroja, los astrónomos se han encontrado con un sorprendente descubrimiento: docenas de casos donde los núcleos de las densas nubes brillan por reflexión de la luz estelar infrarroja.
Basándose en los datos de archivo del Telescopio Espacial Spitzer, estos paneles ilustran el reciente fenómeno, conocido como "coreshine".
En longitudes de onda infrarroja más grandes (derecha) el núcleo de la nube Lynds 183 es oscuro, pero en longitudes más cortas (izquierda) el núcleo brilla claramente, esparciendo la luz de las estrellas cercanas.
Tal y como se ve en estos paneles, el núcleo cubre apenas 1.5 años luz.
Esta dispersión requiere de granos de polvo que son unas 10 veces mayores de lo que previamente se pensaba que existían en las nubes, alrededor de 1 micra de tamaño en lugar de 0,1 micras.
En comparación, un cabello humano tiene un grosor de unas 100 micras.
Los granos de polvo de mayor tamaño del "coreshine" podrían modificar los modeles de las primeras fases de formación estelar y planetaria, un proceso misterioso todavía oculto en las entrañas de las nubes interestelares.


..............................................
nada es verdad ni mentira;
todo es según el color
del cristal con que se mira. Campoamor

Tal ocurre en el cosmos, donde la relatividad campea en todo, al menos ante la visión y el entendimiento humano, tal acontece con la luz y la oscuridad, todo depende de la capacidad de visión con que se cuente.

No hay comentarios: