jueves, 7 de enero de 2010

LA COLA DE MAGALLANES


"La pequeña Nube de Magallanes tiene una cola. Como podemos ver en esta imagen mosaico del telescopio espacial Spitzer, coloreada artificialmente, la cola se extiende hacia la derecha hasta el límite del ala del tucán. Probablemente, esta cola se formó debido a que las mareas gravitatorias arrancaron polvo, gas, y algunas estrellas recién nacidas de la masa principal de la galaxia. Dos cúmulos de dichas estrellas se pueden apreciar como puntos rojos en la cola, calentando las nubes de polvo donde se originaron." Señala Apod del día de la fecha.

La Pequeña Nube de Magallanes, es muy estrecha y compacta, similar a las galaxias jóvenes que se cree que poblaron el universo miles de millones de años atrás. La Pequeña Nube de Magallanes tiene sólo un quinto de la cantidad de elementos más pesados, como el carbono, que figura en la Vía Láctea, lo que significa que no han tenido la secuencia de estrellas suficientes para sintetizar mayores cantidades de estos elementos.

El tema exige la reedición parcial del post del 5 de enero, que adjunto a continuación:

Imagen combinada óptica y radio muestra la Vía Láctea, Nubes de Magallanes, y la nueva imagen de radio de la Corriente de Magallanes. Azul y blanco son la Vía Láctea y Nubes de Magallanes. El rojo es el gas de hidrógeno en el ciclo de Magallanes, en los discos de las Nubes de Magallanes, y en el brazo principal del chorro. La Vía Láctea horizontal en el centro de la imagen, las Nubes de Magallanes son las manchas de luz en la porción centro-derecha de la imagen, donde la corriente de gas se origina. Marrón son las nubes de polvo en la Vía Láctea

Las Nubes de Magallanes son dos galaxias vecinas alrededor de 150.000 a 200.000 años luz de distancia de la Vía Láctea. Visible en el hemisferio sur, son mucho más pequeña que nuestra galaxia, y puede haber sido distorsionada por la gravedad.

Descubierta hace treinta años, recientes estudios le otorgan una dimensión mucho mayor "La nueva era de la corriente pone su inicio aproximadamente en la época en que dos de las Nubes de Magallanes pueden haber pasado cerca una de la otra, provocando estallidos masivos de formación de estrellas", explicó Nidever. "Los fuertes vientos estelares y explosiones de supernovas de ese estallido de formación de estrellas podrían haber soplado el gas y comenzó a fluir hacia la Vía Láctea", dijo.

No hay comentarios: