martes, 15 de septiembre de 2009

UN CISNE ENTRE NUBES


La burbuja, NGC 6888, con llamativo lunar central, es de 25 años luz de extensión, hidrógeno, oxígeno y azufre son los elementos dominantes. Su masa es equivalente a 800 masas solares.Inserta en una nebulosa molecular de cuarenta años luz de diámetro de 30.000 masas solares.

En el Post anterior nos hemos ocupado del cúmulo globular Omega Centauri, que carece de nebulosa alguna, a pesar de la profusa cantidad de estrellas, por lo que considero apropiado hacer el paralelismo, a los fines de procurar alcanzar cierta luz sobre las condiciones a partir de las cuales se desata el desequilibrio, sin perjuicio de lo conocido en cuanto a las características propias de la estrella.

Pretendo señalar con lo anterior, que habiendo tantos cúmulos globulares abiertos y cerrados, donde no se observan nebulosas, lo que pareciera ser una regla, por su vía podríamos ingresar en las causas del medio, para ver si este determina de alguna manera la evolución de las estrellas.

Omega Centauri con clasificación VIII, tiene magnitud de 3,7, brillo sup. 11,7 y en su área central 7,9. Su diámetro real es de unos 160 años luz, donde sus estrellas llegan a estar tan juntas que cerca del centro del cúmulo pueden tener una separación de 1/10 de año luz. Su diámetro aparente visual es de 36,3', extendiéndose con las últimas estrellas de su periferia hasta una totalidad de 53' de arco. Distante en unos 16400 años luz, es uno de los cúmulos más cercanos, agrupando cerca de un millón de estrellas hasta la magnitud 11, comenzando su resolución con telescopios de 3". Posee muchas estrellas variables del tipo RR Lyrae, con las cuales se pudo determinar su edad de más 12000 millones de años.

No hay comentarios: