martes, 14 de julio de 2009

CINCO LUNAS



Emociona acceder a semejante registro, nu Capricorni por sobre Júpiter y sus cuatro lunas galileanas iluminadas, en línea, en un plano de la eclíptica casi perfecto, Io, Europa, Ganímedes, Calisto, el orden según distancia al planeta, el más cercano IO a 421.000 kilómetros de distancias y el más lejano Calisto a 1.882.000 Km. de distancias.

Las dos mas cercanas a la izquierda y las dos mas alejadas a la derecha.

En la imagen también La Luna Selene, con la dimensión tal como se debe contemplar Io desde Júpiter, a una distancia de 384.400 Km de la tierra, con un diámetro 3.476 Km. mientras IO con 3643,2 km. de diámetro se encuentra a 421.000 Km. La diferencia es que la nuestra ya está jubilada mientras que Io es el sahumerio de Júpiter que se encarga de aromatizar con profundo olor a Azufre.




Nuestra Luna navegando entre nubes
Algo más vinculado con el tema, Mercurio no tiene satélite, tampoco Venus, la tierra sólo uno, pegadito, que pareciera lo acompaña desde mucho, Marte tiene dos que parecieran troyanos capturados, sí que es interesante analizar la evolución del interior del sistema solar, para tratar de comprender las peculiaridades que ofrece su evolución a partir de sus componentes.

Los que pudiera haber tenido Mercurio, sin dudas ya han sido consumidos por el Sol, otro tanto debe haber ocurrido con los de Venus, La tierra es posible no contara con adicional al conocido, atento su masa queda prácticamente comprometida en su totalidad con la Luna, y de haber tenido alguno de menor cuantía ya debe ser parte de los mares.

Marte por su parte, no pueden considerarse como satélites de importancia los que orbitan como tales, desde que parecieran troyanos capturados del cinturón de asteroides, por lo que la carencia de lunas de dimensiones constituye un verdadero desafío de enigma a descifrar.

Saturno por su parte con algo mas de sesenta satélites se permite tener VEINTE lunas dentro del espacio existente entre la Luna y la Tierra.

No hay comentarios: