martes, 5 de mayo de 2009

TITAN POST ANILLOS


Cuatro cuerpos helados, de baja densidad, vimos recientemente a PROMETEO Y PANDORA, a ambos lados del anillos EFE, hoy incorporamos a EPIMETEO otro miembro de la familia, que comparte casi la misma órbita con JANO.

Jano y Epimeteo son satélites coorbitales. La distancia de Jano a Saturno es 151.472 km y la de Epimeteo es 151.422 km: una separación de sólo 50 km. El diámetro de Epimeteo es 115 km y Jano mide 178 km. Al desplazarse casi en la misma órbita viajan a velocidades muy similares, pero el satélite interior va ligeramente más rápido que el exterior, por lo que lo adelanta lentamente. Parece inevitable que se produzca un choque entre ambos, pero cuando se acercan entre sí su mutua atracción gravitatoria altera su cantidad de movimiento: el satélite interior gana cantidad de movimiento, se mueve hacia una órbita superior y pierde velocidad. El satélite exterior pierde cantidad de movimiento, se mueve hacia una órbita interior donde gana velocidad. En pocas palabras: los dos satélites intercambian sus posiciones, el satélite interior se convierte en exterior y empieza a rezagarse. Este hecho se repite cada cuatro años.

El último acercamiento ocurrió el 21 de enero de 2006. Este intercambio de órbitas es, hasta donde se conoce, único en todo el Sistema Solar.


El enorme Titan, con atmósfera naranja, guarda abundantes misterios a descubrirse. La atmósfera de Titán, densa y anaranjada se compone principalmente de nitrógeno y es rica en metano y otros hidrocarburos superiores. Característica que comparte con la tierra, en tiempo prebiótico.

Si alguno de los helados ya hubiera recalado en Titán, mar de dimensiones ha dejado y otro tanto se puede agregar a partir de cada uno de ellos, porque si algo sobra en el cosmos son los cuerpos de agua en estado de hielo.

No hay comentarios: