viernes, 10 de abril de 2009

GAUCHO IONIZADO



El Foton es una máquina viajera, que gira en tirabuzón, que genera olas en el medio que transita, que se perciben como ondas, que tiene velocidad mínima y máxima al mismo tiempo, que carece de aceleración y sólo es reducida por los obstáculos que encuentra en su tránsito, que constituye uno de las paradojas más notables porque se mantiene en la oscuridad a pesar de tratarse de la luz.

Fenómeno electromagnético, que exige un ejercicio mental considerable para poder entender desde la dimensión humana, a este viajero, que tiene cuerpo pero no masa, de tránsito recto, que si bien es visual, se puede contar, pero no se puede medir ni pesar.

El fotón al incidir en un electrón le hace cambiar de órbita, hacia una más lejana del protón, sin aumentar la masa del electrón, lo que pone en evidencia que el fotón carece de masa.

El concepto de que el electrón gira alrededor del protón con energía propia, induce al error, en realidad el electrón gira arrastrado por el protón, y el aumento de la órbita no debe entenderse que obedece a una adición de energía en el electrón, antes debería pensarse que reduce la carga eléctrica del electrón de tal forma que la fuerza de atracción con el positivo también decae por lo que puede mantenerse a mayor distancia.

Cuando se descompone el Neutrón, nace el átomo de hidrógeno, con el electrón que conforme a su carga procura reincorporarse, y el protón repele.
Gira el protón y al mismo tiempo el electrón tiende a unirse a él, así es arrastrado por el giro y esa es la causa de su circunvolución, entre ambos existe un vínculo “tubular”, a través del cual viajan los impulsos y las cargas, en doble tránsito, que mantienen al electrón a distancia.

Por tanto creo, que nos sería del todo equivocado considerar que cuando el fotón se incorpora al electrón le genera una descarga, de tal manera de hacerle disminuir su electronegatividad.

El fotón tiene cuerpo, pero no masa, no sabemos en qué dimensión la materia adquiere masa, porque ciertamente es posible que en un estadio de la etapa pre atómica la materia carezca de masa, etapa a la que correspondería el fotón.

El gaucho se adueñó de las boleadoras del indio y les agregó un ramal más, por lo general con una bola más pequeña, que le llamó manija.

Al principio estas boleadas se realizaban como diversión o como demostración de destreza, mas tarde ante el requerimiento de plumas de ñandú, salió a cazarlos y boleaba como medio de vida.

Por tanto nadie como el indio y después el gaucho para comprender los principios del átomo, cuyas bolas como electrones se mantenían liadas y de la misma forma que el brazo hace giras las bolas alrededor de la cabeza, obraba el protón, claro aquí entre ambos estaba el tiento en el átomo un lazo magnético.
CUANDO LANZA LAS BOLAS EL GAUCHO QUEDA IONIZADO

No hay comentarios: