viernes, 30 de diciembre de 2016

LA RODELA DE LA TIERRA



Anclaje mareal en rotación síncrona , la Luna siempre presenta su cara visible familiarizado con habitantes del planeta Tierra . Desde la órbita lunar , la cara oculta de la Luna puede llegar a ser familiar, aunque. De hecho esta imagen nítida , un mosaico de la cámara de gran angular del Orbitador de Reconocimiento Lunar, está centrada en la cara oculta. Parte de un mosaico global de más de 15.000 imágenes adquiridas entre noviembre de 2009 y febrero de 2011, la versión más alta resolución muestra características en una escala de 100 metros por píxel. Sorprendentemente, la superficie áspera y maltratada de la cara oculta se ve muy diferente de la cara visible cubierto con suave lunar oscuro marias. La explicación más probable es que la cara oculta la corteza es más gruesa, haciendo más difícil para el material fundido desde el interior a fluir a la superficie y formar los mares. Texto Apod

Una cara forjada a fuerza de metralla, la cara que es oculta para la tierra en realidad es la cara expuesta de la Luna, mientras la visible permanente se encuentra protegida por la Tierra, cuya mayor dimensión la cubre y protege del bombardeo.

Mientras la Luna tiene anclada la cara la tierra le ofrece un permanente cambio que se repite cada 24 horas.

Si alguna vez la Luna tuvo su maria debiera haber quedado cubierta por los meteoritos.

La Luna tiene una gravedad irregular, consecuencia de los meteroitos sepultados, la lógica indica que una mayor cantidad de ellos se tienen que encontrar en la cara "exterior" y de hecho debieran tener consecuencia en las diferencias apuntadas.

Además insisto, La Luna nunca fue parte de la tierra, sólo su satélite cuando la Tierra era una estrella.

Abajo tenemos la imagen familiar, se puede apreciar la ausencia de maria en los lugares donde han impactado meteoritos.

Las marías cubren alrededor del 16 por ciento de la superficie lunar, sobre todo en el lado visible desde la Tierra. Las pocas marías del otro lado son mucho más pequeñas, residiendo principalmente en cráteres muy grandes.

No hay comentarios: