viernes, 5 de agosto de 2016

CLARO DE LUNA



El 31 de julio de 1971, los astronautas del Apollo 15 Jim Iwrin y Dave Scott instalaron en la Luna el vehículo con el que exploraron Hadley-Apennine, el lugar de su aterrizaje, y pasaron casi tres días mientras que Worden los orbitaba por encima. Esta panorámica ensamblada digitalmente muestra a Scott examinando una roca en la ladera del Mons Hadley Delta de 3,5 kilómetros de altura, a la izquierda del vehículo eléctrico. Irwin, con el Sol en la espalda, proyecta su sombra a la derecha. La panorámica, en luz solar intensa y sin filtrar, se extiende a la derecha en dirección al Sol sobre Hadley Rille y el terreno lunar. En total, el vehículo recorrió 28 kilómetros sobre la superficie lunar. La misión Apollo 15 regresó a la Tierra con unos 76 kilos de rocas lunares.Texto Apod.

Repito lo que dije con anterioridad, si fue grandioso llegar, mucho mas poder despegar para el regreso.

La Humanidad debe ascender por encima de la Tierra, arriba de la atmósfera y más allá; sólo entonces entenderemos plenamente el mundo en que vivimos. Sócrates

El programa Apolo de la Nasa tuvo un desarrollo acelerado, Apollo 15 el 26 de Julio de 1971, Apollo 16 el 16 de Abril de 1972 y Apollo 17 el 7 de diciembre de 1972, última misión tripulada.

Ese cielo negro que nos ofrece la imagen de la Luna nos invita a reflexionar sobre nuestro medio, que mágica composición artística la de Natura en la tierra, cielo celeste, salpicado de nubes, aguas azules que se tornan turquesas en el Caribe, plantas verdes, caballos blancos, música de pájaros y del viento, tronar de Zeus en las tormentas, crepitar del fuego, para señalar solo algunos aspectos entre muchos mas.

Nada de esto en la luna, al menos para nuestra visión y capacidad auditiva, cielo negro, temerosas sombras, polvillo asfixiante, carencia de agua, ni petróleo ni la mas mísera carpa, todo contribuyó para descartar el satélite como base de lanzamiento para el sistema solar, que parecía definitivamente apropiada como otras lunas fueron utilizadas al efecto tal como fobos en Marte.

No contar con la Luna como base de lanzamiento constituyó una gran pérdida, ahora se redirecciona hacia Marte y la captura de algún asteroide.

Que la Luna está habitada, por supuesto que sí, seres impensados fueron relatados por los primeros visitantes, que nos acompañan, por supuesto que sí, que se mimetizan con la atmósfera de la tierra para hacerlos invisibles, también, que en la Luna hacen sombra, sí, que procuro verlos en cada foto, sin éxito, los imagino con cuerpo inorgánico con alimentación eléctrica.

No se que capacidad de locomoción tienen, pero los habitantes en esta zona son los que saben de la existencia de la Tierra, a la que ven en forma permanente, los de la otra cara si no se trasladan la desconocen.

Para lo que no viajaron les dejo esta sonata con la que Beethoven lo transportará.


No hay comentarios: