domingo, 24 de abril de 2011

OJO CERNIDO

"El ojo que ves no es ojo porque tú lo veas, es ojo porque te ve". A. Machado

La nebulosa Ojo de Gato de tan atractiva forma, se encuentra a tres mil años luz de la Tierra. Una nebulosa planetaria clásica, Ojo de Gato (NGC 6543) representa la fase final, de una estrella similar al Sol. Esta nebulosa procedente de una estrella moribunda central produjo el patrón simple, exterior de capas concéntricas de polvo de las capas externas en una serie de convulsiones regulares. Pero la formación de las estructuras vistosa, interior más compleja, no se entiende bien. Visto tan claramente en este fuerte imagen del Telescopio Espacial Hubble, el ojo verdaderamente cósmica tiene más de medio año luz de diámetro. Por supuesto, mirando a los ojos de gato, los astrónomos también se puede ver el destino de nuestro Sol, destinado a entrar en su propia fase nebulosa planetaria de la evolución ... en cerca de 5 millones de años. Texto aproximado de la traducción de Apod.

Son como los ojos de la muerte, si tal se entiende el desprendimiento exterior de algunas estrellas cuando se desequilibran, también se pueden ver como el nacimiento de una enana blanca que se libera de su capullo.

Nunca falta, y es repetitivo y pesado leer que este va a ser el destino del sol, teniendo en cuenta que faltan algo así como cinco mil millones de años, pobre la humanidad que durante ese tiempo deberá convivir con el mismo relato, máxime cuando en lo personal tengo serias dudas que en el caso del Sol se den las condiciones para que tal ocurra, que ni gigante roja ni enana blanca a mi criterio, pero para ello se deberá esperar.

Los aros se comprenden como una emisión espasmódica, propia de un estrella moribunda, que emite y se contrae, al recuperar en forma temporal el equilibrio, para volver a expandirse y emitir.
Nadie explica y yo tampoco como es el cernidor a través del cual pasan los rayos que forman la figura radial que se observa.

No hay comentarios: