martes, 25 de agosto de 2009

SATURNO Y EL BASURAL


Los bellísimos anillos tejidos por restos y trozos, que se presentan visibles en oportunidad del equinoccio, descubren una cara desconocida, por lo menos para este observador.

El brillo extraordinario del anillo que se destaca podría obedecer a la iluminación de pleno de un anillo que ofrece mayor superficie, respecto a los otros anillos que no pueden cubrirlo, en oportunidad del equinoccio, así luce mas voluminoso en lo que sería la parte frontal en dirección al Sol.

No hay comentarios: