domingo, 30 de agosto de 2009

BACTERIAS EN SERVICIO


Deinococcus radiodurans conforme se reproducen en un contenedor.
Arriba conocidas como extremófilos, bacterias como D. rad resultan de interés para la NASA en parte porque podrían ser adaptadas para ayudar a los astronautas humanos a sobrevivir en otros mundos.

Casualmente a partir de la noticia del envío de bacterias se me disparó la idea paralela de simbiosis que me permití extrapolarla en las galaxias, así que la imagen de Apod del día de la fecha me ayuda a abonar la nota inmediatamente anterior.

Como es conocido dos bacterias procariotas dieron lugar al nacimiento de las eucariotas, al introducirse una de ellas dentro de la otra. Todo en el cosmos tiende a la concentración y asociación, muestra evidente es cada uno de los hombres.

No hay comentarios: