jueves, 11 de diciembre de 2008

¡¡TIERRA!! ¡¡VIDA!! DESDE LA LUNA



El sobrecogedor espectáculo que ofrece la tierra desde el polo norte de la luna, invita a planificar el asentamiento próximo del cosmódromo, que deberá ser en uno de los polos, para evitar la luminosidad que carga las partículas de la superficie, que provoca su levitación y consecuente formación de una atmósfera de polvo.

La tierra luce brillante y encendida, única de tales características en el sistema solar, que ahora si, comparada con el resto de lo conocido, invita al canto, claro, desde la yerma superficie de la Luna, difícil es imaginar, la inmensidad de variedad de vidas orgánicas e inorgánicas todavía desconocida, muestrario cósmico de lo posible.

En el mundo inorgánico también hay vida, seguro, recuéstese sobre un block de roca y espere. Todavía no lo alcanzamos a entender, porque asociamos vida con movimiento, pero el silicio es el soporte de la otra vida. Vida estática.

Constituyen un orden propio, con su individual evolución y hasta "civilización", que por supuesto precede a la orgánica y le hace préstamos tales como los suplemento minerales tan necesarios para la orgánica.

En el granito el orden inorgánico se presenta con mayor complejidad. No dudo en considerarlo vida y vida INTELIGENTE. Como la que puede existir en las paredes interiores de la Luna, a partir de los componentes de sus muros.

Todos los órdenes de vida constituyen un sistema.

Los humanos son los amanuenses, lo obreros del sistema, el furgón de cola de la serie.

En determinadas circunstancias todo el sistema sirve a algunos hombres, que son los responsables de la evolución, ya que el progreso de la humanidad se debe a los pocos sabios que el mundo han sido.

No hay comentarios: